Mostrando entradas con la etiqueta Fumar en Pipa. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Fumar en Pipa. Mostrar todas las entradas

martes, 13 de marzo de 2018

Desde donde visitan el blog...

Revisando las estadísticas del blog, descubro desde donde ven algunos el mismo...
GRACIAS TOTALES POR LAS VISITAS...


jueves, 21 de diciembre de 2017

El arte de Eric Jortack

            Una vez más, el nombrado artista me a echo acreedor del regalo de su pasión, con dos magníficas obras que ván a parar directamente a mi domicilio, juanto a mis afectos y objetos más preciados.
        No sé como agradecerte ERIC JORTACK por semejante gesto... 
        Los convido a buscarlo en redes sociales (asi como se escribe ERIC JORTACK) y apreciar su talento y la excelencia de las obras de este tremendo artista santafecino que tengo el grato placer de conocer....
        Como el mero disfrute domiciliario de estas obras me convertirá en un ser egoista del arte que intento que conozcan, os convido con las imagenes de lo recibido...

Nuevamente ERIC...GRACIAS TOTALESSS!!!

 


martes, 12 de diciembre de 2017

El arte de ERIC JORTAK

Ver como se conjuga el talento, la pasión y el amor por lo que hace el amigo ERIC JORTAK (les recomiendo buscarlo en la redes sociales, o simplemente googlear su arte) y que de todo eso resulta en un par de mágnificas obras de arte....realmente impresiona.
En tan solo unos minutos de charla, café, recuerdos, vivencias contadas, papel, lápiz y mucha pasión por lo que hace, se conjugaron para esto que mostraré a continuación... GRACIAS TOTALES ERIC por el regalo de tu arte...
Mr Pet...  político inglés, visitante ilustre del hotel...

La visión del artista respecto mi persona, alguna centena de años atrás.... o bién algunas decenas de años posterior a éste...

Regalandomé su arte en vivo...

GRACIAS TOTALESSSSSSSSSSS ERIC....

jueves, 7 de septiembre de 2017

viernes, 9 de diciembre de 2016

Estudios sobre fumar PIPA y salud.

(extraído del Foro Formosa Pipa Club)



Los riesgos para la salud del consumo de cigarrillos están muy bien caracterizados mediante estudios epidemiológicos que han seguido la evolución de centenares de miles de fumadores a lo largo de décadas. En cambio, los estudios sobre la salud de los pipafumadores son pocos, y aun son menos aquellos que se pueden considerar de calidad.
Un estudio epidemiológico necesita, en primer lugar, muchas personas si es que quiere alcanzar conclusiones sólidas. Naturalmente, es mucho más difícil encontrar 10.000 fumadores de pipas que 10.000 fumadores de cigarrillos. Como los efectos sobre el organismo del tabaco pueden manifestarse incluso muchos años después de haber dejado de fumar, ha sido difícil concluir si los efectos observados se debían a la pipa, o a los cigarrillos consumidos años atrás. Por último, algunos estudios no han dado cuenta de factores críticos como la edad de inicio, la duración de consumo o la profundidad de inhalación.
Con todo, existen cuatro estudios correctos que, en conjunto, permiten contestar con bastante precisión a varias cuestiones relevantes. A continuación voy a presentar con algún detalle estos cuatro estudios. Están publicados en inglés. Mediante la referencia, se puede obtener una copia de cualquier biblioteca médica. En este entrega, solo publicare el contenido general de ellos y en la sucesivas entregas lo hare puntualmente
El estudio más antiguo es de 1996. Se titula ‘Ser pipafumador en los Estados Unidos, 1965-1991: Prevalencia y mortalidad atribuible’. (Nelson E, et al. pipe smoking in the United States, 1965-1991: Prevalence and attributable mortality.Preventive Medicine 1996;25:91-99). Es una recopilación de autocuestionarios de salud que miles de norteamericanos rellenaban y enviaban por correo. La salud de estas personas se registraba año a año durante décadas y se ponía en relación con sus hábitos de vida. En el cuestionario se preguntaba por el consumo de tabaco , pero no sobre la cantidad o costumbre de inhalar el humo.
El segundo estudio importante es de 1999: ‘Fumar en puro y pipa y riesgo de cáncer de pulmón: un estudio multicéntrico en Europa’ (Boffeta P, et al. Cigar and pipe smoking and lung cancer risk: a multicenter study from Europe. J Nat Cancer Inst 1999;91(Cool:697-701). En este estudio se comparan 5600 enfermos de cáncer de pulmón con 7200 personas sanas de Alemania, Italia y Suecia. Su principal inconveniente es que estudia la influencia de distintas modalidades de consumo de tabaco sólo sobre el cáncer de pulmón, y que, según el aspecto que considere, junta los grupos de fumadores en pipa con los de puro.
En 2003 se publicó un estudio británico sobre un aspecto generalmente poco estudiado del tabaco en puros, las enfermedades del corazón y las arterias. ‘Fumar en pipa y puro y sucesos cardiovasculares graves, incidencia de cáncer y mortalidad global en hombres británicos de mediana edad’. (Shaper, et al. Pipe and cigar smoking and major cardiovascular events, cancer incidente and all-cause mortality in middle-aged British men. Int J Epidemiol 2003;32:802-808). Es un estudio en el que se sigue la evolución durante 22 años de 7735 hombres entre 40 y 60 años. Por desgracia también mezcla los fumadores de pipas y puros, como lo revela que la cantidad media de tabaco que se fumaba al día era 11.5 g, el equivalente a casi 4 pipas.
Por último, el año pasado se publicaron los resultados de un estudio de muy buena calidad. ‘Asociación entre fumar exclusivamentepipa y la mortalidad por cáncer y otras enfermedades’ (Henley SJ, et al. Association between exclusive pipe smoking and mortality from cáncer and other diseases. J Natl Cancer Inst. 2013;96(11):853-61). Es el único que se limita a personas que fuman pipas, y que nunca han fumado cigaros ni cigarrillos. 123.044 americanos rellenaron un cuestionario de salud de 4 páginas en 1982 y cada dos años se evaluaba si vivían todavía y, en caso de haber muerto, de qué enfermedad. Se identificaron 8880 fumadores y 6383 exfumadores de pipa que nunca habían consumido cigarrillos ni cigarros. Además, de cada uno de ellos se conocía la edad de consumo de la primera pipa, el número de pipas que fumaban al día de promedio, cuántos años habían fumado, cuántos desde que dejaron de hacerlo y si solían inhalar el humo. Como ven es el estudio más completo y de más calidad publicado hasta la fecha.

Cuestiones de hecho y cuestiones de grado.
Cuando, a principios de un verano, empecé a fumar pipa, la reacción de mi familia y amigos fue casi unánime. En esencia, de incomprensión respecto al hecho de que, no habiendo fumado jamás, decidiera voluntariamente adoptar una costumbre perjudicial para la salud. Aun admitiendo el placer que me pudiese proporcionar el tabaco, opinaban que ningún placer o ventaja justificaban arriesgar la salud y, a la postre, incluso la vida.
Esta opinión parece, desde luego, sensata. Sin embargo, adolece en origen de un error; considerar el intercambio entre riesgo y placer como una cuestión de hecho cuando, en mi opinión, lo es de grado. No es cierta la afirmación“no se arriesga la salud”. Es cierto, en cambio, “a partir de cierto grado de riesgo, no se adoptan tales o cuales hábitos o conductas potencialmente perjudiciales”. Muchos aspectos de nuestro comportamiento confirman que es así. Si, sencillamente, extirpáramos de nuestra vida cotidiana todo aquello innecesario que la pone en riesgo (cuestión de hecho), no comeríamos grasa alguna de origen animal, no añadiríamos sal a nuestra comida, o no haríamos largos desplazamientos en carretera durante las vacaciones. Estas cuestiones, al contrario que el consumo del tabaco, sí que son percibidas por la mayoría de la gente como de grado. Es decir, aun aceptando que un accidente mortal de coche es una posibilidad real, la probabilidad de que suceda se nos antoja lo suficientemente pequeña como para cambiarla por el goce del viaje vacacional.
Resulta curioso que las mismas personas que, sin hacerse una reflexión explícita de ello, consideran como cuestiones de grado las que he mencionado, y otras como el consumo de alcohol, bañarse en el río, montar a caballo..., se toman el tabaco como una cuestión de hecho. Los mismos que dirían “se puede uno bañar en el río, montar a caballo o ir cientos de kilómetros por carretera, siempre que se haga con precaución; se puede consumir sal, grasas animales o alcohol, si se hace con moderación”, probablemente simplemente propongan “no se fuma”.

Tabáquicos como alcohólicos.
La explicación reside, a mi juicio, en la forma típica de consumo del tabaco en la sociedad occidental: el cigarrillo. El tabaco se puede consumir bajo la forma de puros, tabaco para pipa, rapé, pipa de agua y varias otras. Pero la más frecuente, la inmensamente mayoritaria, es la del cigarrillo, que resulta ser la más funesta de todas. El cigarrillo es un producto grosero y sumamente perjudicial, cuya popularidad sólo se explica mediante la actividad prácticamente criminal de la industria tabaquera, que ha promocionado su consumo manipulando los aditivos para convertir al cigarrillo en un producto altamente adictivo, dirigiendo casi todos sus esfuerzos publicitarios a los adolescentes, y convenciendo al público de que la forma correcta de fumar es inhalando el humo, lo que no ofrece un punto de ventaja sobre la capacidad de saborear el tabaco, pero es inmensamente más adictiva al absorber mucho más eficaz y rápidamente la nicotina.
La mayoría de los bebedores de alcohol no son, ni mucho menos alcohólicos. Casi todas las personas que cada uno de nosotros conoce consumen con cierta regularidad algo de vino en las comidas, una cerveza de vez en cuando, o una copa después de la cena y, sin embargo, probablemente sólo sepamos de una o dos de ellas que sean adictas. Sin embargo, la mayoría de los fumadores de cigarrillos no son, estrictamente hablando, ‘fumadores’, sino ‘tabáquicos’, enfermos de tabaquismo. La mayoría de las personas que fuman cigarrillos lo hacen en cantidades cercanas a un paquete diario. Esto es, a todas luces, una cantidad desmesurada, equivalente a unas diez pipas inhalando todo su humo. Casi ninguna de estas personas obtiene ya verdadero placer de cada uno de esos cigarrillos, la clase de placer que obtiene quien saborea una pipa o una copa de buen licor. El fumador de cigarrillos enciende uno media hora después del anterior, compulsivamente, sin apenas darse cuenta de que fuma, simplemente para calmar su adicción a la nicotina, igual que el alcohólico lo hace con el alcohol.
Es muy fácil percibir las diferencias entre el fumador de cigarrillos y el de pipa, que asemejan al primero al alcohólico y denuncian su adicción. Casi cualquier fumador severo de cigarrillos afirmará que desearía no haber empezado jamás a fumar, reconoce que quisiera ser capaz de dejarlo y, en realidad, casi cualquiera lo ha intentado al menos en un par de ocasiones. Pero no puede conseguirlo, incluso cuando las señales más claras denuncian que su salud se está afectando por ello. Naturalmente, el tabaquismo se acepta socialmente mejor que el alcoholismo, en parte porque es mucho más frecuente, en segundo lugar porque el alcoholismo lleva aparejada una intoxicación aguda con conductas antisociales (la borrachera) que no sucede con el tabaco, por elevado que sea su consumo, y, en último lugar, porque el alcohólico se denuncia a sí mismo con unos cambios físicos fácilmente perceptibles que no afectan a los fumadores de cigarrillos dependientes de la nicotina. El alcoholismo nos parece mucho más grave que la dependencia de los cigarrillos pero, en esencia, son la misma cosa.
La mayoría de los fumadores de pipa no somos dependientes de la nicotina, no somos ‘tabáquicos’, del mismo modo que la mayoría de las personas que bebemos no somos alcohólicas. Tampoco quienes tomamos sal lo solemos hacer a puñados hasta matarnos de hipertensión; quienes no somos vegetarianos no estamos ingiriendo embutidos de la mañana a la noche, embozándonos las arterias de grasa; tampoco quienes salimos por el placer de viajar a la carretera conducimos temerariamente en la mayor parte de los casos. Es por eso que todas esas cuestiones son apreciadas de forma natural como de grado por la mayor parte de la gente. Sin embargo, por cada pipafumador, una persona normal conocerá varios cientos de fumadores de cigarrillos. Y la mayoría de ellos fumará desmesuradamente y será fácil apreciar que, más que disfrutar de ello, parecen estar apresados por su propio hábito. No es extraño que esta experiencia trascienda a todos los fumadores, también los de habano, y que los no fumadores se hagan del consumo de tabaco no una cuestión de grado, sino de hecho.
No pienso que los fumadores de cigarrillos sean estúpidos. Tan sólo víctimas de la manipulación publicitaria de la industria del tabaco, que los indujo a fumar durante la fase menos crítica de su vida, la adolescencia. Y que, a sabiendas del daño que ello producía, les ofreció el tabaco bajo su forma más perjudicial, el cigarrillo, mezclado con sustancias que aceleraban el proceso de adicción y proponiendo además la vía inhalatoria. Algunas personas son capaces de consumir sólo cuatro o cinco cigarrillos diarios. Ellos eligen el momento de fumar y lo disfrutan de veras. Suelen, curiosamente, no aspirar el humo, sino saborearlo en la boca como los fumadores de pipa o puro (¿alguien tiene papilas gustativas en los pulmones?). Por desgracia, esto es la excepción. La mayoría de los fumadores de cigarrillos, a diferencia de los pipafumadores, caen rápidamente en un consumo abusivo que consiste, en esencia, en llevar de la forma más rápida posible (la pulmonar) la suficiente cantidad de nicotina a la sangre, y con la frecuencia necesaria, como para clamar el incipiente síndrome de abstinencia que condiciona su dependencia.

Desde el principio debe quedar bien sentado que ser pipafumador es perjudicial para la salud, pues de eso no cabe duda. Cualquier fumador de pipa que decida dejar de hacerlo hoy mismo, mejora sus posibilidades de llegar sano a viejo, del mismo modo que si hoy nos propusiéramos no consumir ni un gramo más de sal o cualquier carne grasa. El tabaco, la sal y las grasas animales son completamente innecesarios para la salud, son potencialmente peligrosos y no producen beneficio objetivo alguno. No he incluido el alcohol deliberadamente, pues, a diferencia de la sal o las grasas animales, parece ya demostrado que su consumo moderado sí es beneficioso para la salud, contrarrestando en algún grado el desarrollo de la arteriosclerosis.
La cuestión del tabaco en una pipa y la salud se puede resumir en la siguiente pregunta: “¿el placer que obtengo de fumar una pipa, compensa los riesgos que conlleva para mi salud?”. Creo que cualquier pipafumador, más o menos conscientemente se habrá planteado esa cuestión. Evidentemente, la habrá resuelto a favor del placer de fumar, ya que en mi opinión los pipafumadores lo hacen porque lo desean, no porque son incapaces de evitarlo, como suele suceder con los de cigarrillos.
Seguro que muchos lectores, a esta altura, ya habrán considerado que la cuestión se plantea de manera demasiado cartesiana, excesivamente racional. Son éstos los que afirman perseguir su placer a costa de cualquier riesgo, y suelen expresar su escepticismo con giros como “de algo hay que morir”, o que afirman que estamos expuestos a tantos riesgos para la salud (contaminación, aditivos alimentarios…) que no merece la pena plantearse la cuestión. Aun así, estoy seguro que, aunque sea instintivamente, estas personas también han hecho su cálculo de coste / beneficio.

El beneficio o placer de fumar pipa, como cualquier otro, es incalculable. Se trata de una cuestión puramente personal que cada uno aquilata a su gusto y que, además, puede variar según las circunstancias o épocas de la vida. Elegir la pipa, el tabaco, el primer aroma al olerlo, la liturgia de encenderlo y la consagración del encendido, ver la brasa, el sabor y el aroma que embarga los sentidos, la visión del humo elevándose, la compañía de un libro, una música, un licor o una persona… Todas esas son las cosas que apreciamos de la pipa y que cada cual sopesa a su gusto. Sin embargo, los riesgos para la salud, el otro platillo de la balanza, no dependen de cada quisque. Son los mismos para todos y se pueden cuantificar. No creo que se pueda en verdad sopesar el placer con los riesgos si se conocen los primeros pero se ignoran los segundos.

¿Poner el tabaco en su pipa y fumar en ella? (extraído del Formosa Pipa Club)

(extraído del Formosa Pipa Club)

Articulo del colega Wesley. 


Usted ha comprado una pipa recta, con una cazoleta mediana y un hornillo también mediano.

Bien hecho - usted ha elegido sabiamente .

Ahora se puede volver a casa con el tabaco, el instrumento triple, limpiadores de pipa está listo para instalarse, relajarse y entrar en el mundo de fumar en pipa.
Usted ha recogido leído en algún lado que la primera fumada debe aculotar, o sea que debe ser suave para formar la capa de carbono. Si usted quiere puede también aculatar su pipa pasando por el interior del hornillo con el dedo una muy fina capa de miel que al quemarse formara la capa de carbón en forma rápida. (Tal vez se podría haber ahorrado algunos problemas si compraba una pipa usada. Pero eso es relativo)
Ahora se va a poner un poco de tabaco en la pipa, lo encendió, y comenzó a fumarlo.
¿Qué puede salir mal?
¿Cómo puedo "poner" el tabaco en pipa?

Saque el tabaco de su bolsa o envase, solo lo que piensa cargar,, se debe sentir suave pero firme, si se nota “pegajoso “ en los dedos hay que dejarlo algunos minutos oreándose o sea secándose, por el contrario si esta quebradizo, debería humectarlo antes de fumarlo.

Antes sople a través del vástago o cana de la pipa para asegurarse de que está libre. Si no lo está, utilice un limpiador de pipas o escobilla, luego vuelva a soplar si sigue tapada y la pipa es nueva, mejor ir al vendedor que solucione el problema o cambie la pipa (parece raro pero alguna vez me tope con pipas mal perforadas)
Comience a colocar el tabaco en el hornillo, apriete a la vez. Presione hacia abajo y compruebe el paso de aire - debe ser firme, pero no demasiado apretado. Para empezar puede que tenga que probar el cargar con cada pellizco, pero con el tiempo va a ser una segunda naturaleza para cargar la forma correcta para usted.

Si usted ha llenado la pipa y al ir a absorber aun sin encender nota que no hay tiraje o esta apenas libre, lo siente como tapado, etc, no encienda, descargue y vuelva a cargar solucionando ese problema las veces que haga falta
Punto de observación : No cambiar su tabaco innecesariamente, comience con un tabaco de ser posible natural, suave, si usted cambia muy seguido de tabacos cuando se esta iniciando corre el riesgo de que un tabaco queme diferente del otro y usted no sabrá si es por defecto suyo o del tabaco. Usted puede experimentar más tarde, cuando ya lo tienes mas claro.
"¿Cómo se puede fumar cuando se apaga tanto ???"
En primer lugar - tabaco de pipa no debe contener aditivos para mantenerlo encendido, por lo que es probable que se apague luego de encendido.
Pero usted puede comenzar, y desarrollar una frecuencia con la que pueda a mantener el fuego encebndido.
Comienza ahora:
Lo primero es cargar la cazoleta en una forma que se adapte a su forma de fumar.

Encendido: Este es un proceso de dos partes. Aflojar la parte superior del tabaco ligeramente de modo que aceptará la llama de encendido fácilmente. Aplicar la llama a la superficie del tabaco, tratando que encienda en forma pareja toda la superficie, espirar una o dos veces y con el pisón del trio apisonar la braza, seguramente casi se apagara. Es el momento de volverá encender la definitivamente, cuidando de mover el encendedor por la superficie del tabaco mientras se aspira, una vez que la braza está bien encendida, fumar manteniendo la frecuencia de aspiración que sea la que es normal para nosotros. Cuando se enciende, tener cuidado de no quemar los bordes de la cazoleta. Hay quienes [refieren fósforos, otros encendedores de gas o bencina, no son aconsejables los de puros con llamas muy fuertes que seguro si pueden deteriorar la madera de la cazoleta. Es probable que tenga que repetir el encendido algunas veces, sobre todo cuando uno está fumando mientras hace alguna cosa, el distraernos puede hacer que se apague, lo que no representa problema alguno.
"He hecho todo lo que se aconseja pero todavía no permanece encendida"
• Compruebe la textura del tabaco. ¿Hay un montón de partes grandes formando un terrón? ¿Hay un trozo de “palo” ?
Quitar o romper con el trio los terrones o piezas grades, palos, etc. Un corte fino de tabaco entre 2/3 mm se quemara con más facilidad.

• ¿Está el tabaco demasiado húmedo?
El Tabaco se mantiene mejor, cuando está ligeramente húmedo, pero quemara mejor cuando se ha secado un poco. Almacene húmedo su tabaco, pero separar su racion diaria y dejarla secar en forma natural, poniéndolo en la bolsa o tabaquera que tenemos encima..
Importante: Si seca al sol puede perder los aceites naturales; secado en un horno de microondas, probablemente va a cambiar el sabor.
"La pipa fuma muy caliente, me hace doler la boca!"
La razón más común para un "humo caliente" es que el tabaco se quema demasiado rápido -
¿Pero por qué?
• Estar muy preocupados de que la pipa se apagará, y estar aspirando demasiado rapido para mantener el fuego. Relajarse y reducir la velocidad. En lugar de volver a recalentar el recipiente.
• Su mezcla de tabaco puede ser demasiado "suave" - no es lo suficientemente satisfactorio (como el té muy débil). Pruebe con un una mezcla más cuerpo, o tal vez más rico.
• La carga puede estar demasiado apretada. Afloje el tabaco en el recipiente, y ser más cuidadosos con el embalaje próxima vez.

"El fondo del hornillo se llena de liquido!"
Nuevos fumadores de pipa a menudo fuman "húmedo", como las glándulas salivales van a trabajar cuando algo se pone en la boca.
Una pipa con una trampa de humedad ayudará - o usted podría utilizar un tambien un limpiapipas un poco seguido, para absorber los jugos
hasta que las glándulas salivales se acostumbran, mantenga su última pipa mas en la mano que en su boca.
Puede también existir un “escalón” entre el fondo del hornillo y el conducto del humo, esto hace que allí se deposita humedad y saliva, se puede levantar la diferencia con yeso o en caso de emergencia colocar dos tres granos de arroz en el fondo antes de cargar, recordarlo luego, así no terminamos fumándolos, y quitarlos luego de cada fumada (El fondo del hornillo no es para hacer paella)
Ahora con todo esto usted está listo para " fumarla":
no se precipite, soplando con furia. Fumar debe ser una extensión de la respiración, suave y rítmica dando un humo fresco, bueno para la pipa y la lengua. La mayoría de los fumadores de pipa no inhalan el humo, el sabor es todo en la boca. Por supuesto, también podrá disfrutar del aroma del humo.
Si la pipa se apaga, golpee suavemente la ceniza suelta y volver a encender; pero no se vuelve a llenar una pipa caliente, utilizar otra pipa y dejar el viejo para que descanse y secarse.
No es necesario fumar sólidamente durante horas. Deténgase cuando esté satisfecho, poner la cazoleta hacia abajo, y se apagará naturalmente. Cuando esté listo para otra fumada, encender de nuevo; o iniciar otra pipa, si lo prefiere.
Mantenerlo limpio: Cuando haya terminado, vacíe el recipiente con cuidado sin golpear, y pase una escobilla a través del vástago. (Tenga un cenicero profunda o recipiente listo para la ceniza descartada.)

lunes, 28 de noviembre de 2016

Nota a Antonio Norberto Petti de Tabacos SN (Sentimiento Nacional)

Entrevista realizada por el Señor Presidente del Club Amigos de la Pipa de Madrid, el Señor Javier Vázquez de Prada, el 5 de septiembre de 2008.-
Interview Fumeurs de Pipe – Fumer est aussi un plaisir
“Toni Blender, ou l´artisanat du tabac á pipe dans toute sa beauté”
par Renzo – 18/04/11

lunes, 19 de octubre de 2015

Otra Tabaquería...

En la mañana de ayer, y casi de casualidad, encontré otra tabaquería en la ciudad.
Un multirrubros que está sobre calle La Rioja 2648-Local 3-C & J se llama, cuyo dueño (Sr Leonardo) me atendió en la mañana de hoy, y muy amablemente me explicaba de su interés por ir incursionando cada vez más en este maravilloso mundo de los tabacos y afines.
He notado algunas buenas marcas y una linda variedad de cigarros como así también algunos habanos.
Dice que tiene interés de ir nutriendosé de más y mejores tabacos, así que esperemos que el negocio prospere, para su bien personal, y el de aquellos que tendremos otro lugar en la ciudad para ir a encontrar variedades.
Si andan por allí, no duden en comentarle que leyeron esta pequeña reseña, que se comprometió a efectuarles alguna atención de mi parte...


domingo, 11 de octubre de 2015

¿Porqué fumo en pipa?

  Siempre que me invitan o me incentivan a hablar de este maravilloso arte de poder llevar a las manos las ideas de la cabeza, y que éstas a su vez plasmen en un pedazo de madera lo imaginado, me termino explayando mucho más de lo solicitado y termino hablando de tabacos, maderas, amigos, encuentros y afines… y tantas otras cosas más.
Y es que la ecuación es muy simple… cuando uno empieza a hablar de algo que realmente lo apasiona, el freno es casi imposible de aplicar... ¿no?
Quizá pueda no ser ni el más preparado, ni la palabra más acertada con algunas cuestiones, pero solo trato de transmitir lo poco o mucho que puedo saber y que la gente valla perdiendo algunos miedos y perjuicios que últimamente nos rodean a aquellos que disfrutamos un buen tabaco…
Si hasta hay veces que pareciera que está mejor visto si un pibe fuma marihuana en una plaza, pero si yo me siento con mi pipa en un banco comienzo a ser observado como un bicho raro.
Y es que esta generación de bichos raros como yo (pipa fumadores), generalmente buscamos la tranquilidad de nuestros hogares, o espacios para disfrutar de este maravilloso arte.
Vivimos en una sociedad a la cuál todo le hacía falta PARA AYER… corríjanme si me equivoco, y ver una persona disfrutando lenta y pausadamente de su placer ya no es tan común de ver.
Será raro que te cruces una persona caminando por la calle, en horario pico, con su traje, su portafolio, su celular en la oreja y mientras va fumando su pipa… (Disculpen la ejemplificación, pero no se me ocurrió mejor manera que un yuppie de estos tiempos en que vivimos para hacerlo), más si podrás apreciar todo lo anteriormente expuesto más un paquete de cigarrillos asomando por el bolsillo de la camisa.
Y es que la pipa… el maravilloso arte de fumarla… busca casualmente todo lo contrario a eso, la pipa busca ese espacio, ese momento esa tranquilidad a la cual nos estamos desacostumbrando cada vez más.
Un amigo en su firma en un foro tiene:
- ¿Fumar en pipa te hace más inteligente?
- No, pero te da el silencio para serlo.
(Tengo entendido que esta es una conversación real entre él y alguien más (¿no Ernesto?)
Y que esto es más sencillo que así… en la pipa buscamos ese momento para nosotros y para nuestro arte (el arte de fumar en pipa).
Porque mientras el cigarrillo es un vicio, sigo sosteniendo que el fumar en pipa es un arte… un arte que se disfruta y se aprende y vive a diario… A veces, una pipa hace que el tiempo se detenga, y entonces podemos sentir que nos sumergimos en la eternidad... (Esto último lo leí en algún lado y lo tomé como propio).
Existen diferencias ABISMALES en cuanto al consumo de tabaco en pipa y el vicio del cigarrillo (a saber).

Hablemos de lo económico:
Sacando el valor de una pipa en si (gasto inicial que se amortiza con cada fumada), un paquete de tabaco para pipas (no hablemos de un Premium, ni de un importado) puede rondar entre los $35 y los $80, y tiene peso como para cargar entre 22 a 40 pipas (POR FAVOR… VALLANME CORRIGIENDO SI ME EQUIVOCO).
Un paquete de cigarrillos (culinqué) no debe bajar los $25.-
Hagamos un cálculo rápido:
Cada pipa puede durar entre 20 a 40 minutos (bien cargada y bien fumada)
Promediemos 30 minutos y dijimos que un pouch puede llevar unas 30 cargas de pipas…
30 X 30= 900
¿Un cigarrillo en cuanto se fuma?, ¿3.3 minutos?
Estos es 3.3 X 20= 66
Tenemos $25 sobre 66 minutos de cigarrillo= nos da un valor de $ 0.37 el minuto
Hagamos $50 (tabaco) sobre 900= $0.05 el minuto
COSTOS que le dicen….

Hablemos de lo Social:
El olor del cigarrillo desagrada a más del 60% de las personas…
Imaginemos una prueba: en una reunión (aunque fuere exterior) alguien enciende un cigarrillo, a alguno le molestará y seguramente opinará al respecto. No pasa lo mismo con la pipa, es más, si estás fumando un tabaco saborizado (digamos vainilla, canela, chocolate), más de uno incluso se acercará a consultarte al respecto.

Hablemos de Salud:
YO (que se entienda bien), no tengo datos certeros ni estudios serios de estadísticas y demás, pero por todo lo leído e investigado por mi (llamesé en web), existe una diferencia de 20 a 1 con respecto al consumo de cancerígenos inorgánicos con respecto al cigarrillo, es decir:
Para consumir la misma cantidad de nicotina y alquitrán encerrados en UN SOLO CIGARRILLO debo de fumar un promedio de 20 pipas al día… (Un solo cigarrillo…imaginen ustedes), si tomamos como promedio en media hora una fumada en pipa 30x20= 600 minutos =10 horas fumando seguido y sin parar…
No sé ustedes… pero no me imagino un tipo fumando pipa durante 10 hs seguidas… si hasta diría que físicamente es imposible en cuanto a los tiempos (el tipo no debería trabajar, ni comer, ni dormir, ni siquiera ir al baño para cumplir con este dudoso record).

Si yo le pregunto a cualquier persona fumadora de cigarrillos:
¿Sabes lo que te produce el cigarrillo?... la respuesta de la gran mayoría sería tajante…cáncer
Háganle la misma pregunta a un pipa fumador,
 ¿Sabes lo que te produce la pipa?... seguramente la mayoría de respuesta será tan variada como: placer, holgura, tranquilidad… tiempo…
Y es aquí cuando viene a mi memoria una cuarta cuestión… la cuestión metafísica (si me permiten el término).
 Si me convenzo de algo (sea bueno, o sea malo), de que algo me va o no me va a salir… ¿qué piensan ustedes que me sucederá?.
Probablemente un fumador de cigarrillos (si no lo fuera) PUEDE O NO PUEDE desarrollar la mencionada enfermedad (eso es imposible de saber), pero si estoy decretando (dirían los metafísicos), si estoy convenciéndome de que esto es así, existe una posibilidad mayor de contraerla…

Así es que si juntamos, lo económico, lo social y la salud… no debería haber mucho para pensar… ¿o sí?

El tabaco (leído):
Si tuviesen la posibilidad de visitar una tabacalera, podrían ver algunas cuestiones que les causarían un gran asombro, como puede ser:
Las hojas de tabaco pasan por encima de unas grandes ollas (no conozco el término real de estas) en donde mediante vapor, van quitando la mayoría de sus olores y sabores característicos, siguiendo luego hacia otra más, en la cual previamente se agregan y anexan los diferentes químicos que otorgan sabor y color.
Pasado estas dos primeras etapas se dirigen hacia grandes hornos donde son secadas y tostadas, para luego ser molidas junto a todas las impurezas de las mismas (tallos, palitos, etc.) y armados los cigarrillos.
Si prestamos atención a este tratamiento, no podríamos asegurar que las hojas tratadas se tratasen únicamente de tabacos, podrían ser hojas de tártago, de higuera, o de valla a saber uno que otro yuyo puede ser tratado de esta forma para conseguir abaratar costos.
Lo cual nos lleva inexorablemente a pensar ¿qué fuman cuando fuman ciertos cigarrillos de contrabando? Sabiendo que el país manufacturero no tiene una cosecha de tabaco ni es importador en cantidades tales que le permitan mantener la producción que tienen… ¿qué le pondrán? PENSALO…
Por otro lado, el tabaco para pipa es eso TABACO… que no conlleva ningún tipo de tratamiento químico, solo se secan las hojas y es el MAESTRO BLENDER quien mediante la ardua y sabia tarea de retirar cuanta impureza exista y efectuar las distintas mezclas nos los hacen llegar hasta nosotros para que podamos disfrutar de sus más diversos sabores, olores y texturas.

Un tabaco (a criterio personal) tiene TRES TIPOS DE PLACERES:
Cuando abro un pouch (o lata) de tabaco
Los olores que emanan de allí, esa primera impresión es fundamental. Es muy difícil que un tabaco que disfrutaste de abrir, no te resulte grato de fumar (y a la inversa). Muchas veces me he encontrado abriendo un paquete y sentir tal fascinación por la textura y los olores, que me dieron ganas de sacar un poco y meterlo a la boca directamente… (lo sé… no estoy bien de la cabeza a veces)
El sabor en sí.
 Encender un tabaco que nos causa placer es una sensación y un placer que realmente no se me ocurre como describir… si digo cuasi orgásmico me parece como medio mucho.
Ir descubriendo los distintos matices, los diferentes sabores de los tabacos mezclados, es una rara mezcla de satisfacción y ritual…
El residual.
El humo, una vez expelido del cuerpo, sale con una lógica mezcla de nuestro dióxido y vapor, que mezclado luego con el oxígeno ambiente nos da un residuo ambiente que nos continúa sumergiendo en ese momento de placer que estuvimos buscando.

Podría agregar un montón de cosas y experiencias más, algunas propias, algunas plagiadas de alguien más… más debería de recurrir al que considero una enciclopedia viva del mundo de las pipas… más no puedo ser tan atrevido, solo espero que lea esto aquí por mi expuesto y me ayude a desasnar, completar, corregir o afirmar algunas de estas cuestiones…

Lo se… puedo estar equivocado… pero es mi blog… son mis palabras… es mi forma de pensar…
Edgardo Fachini
Pipas Edrufa

domingo, 7 de diciembre de 2014

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Limpieza básica


Aculotando

sábado, 21 de junio de 2014

Pipas Artesanales


Extraído del blog del colega trasandino Milenko Arrey Palacios, cuyo blog invito a visitar: http://latakiaclub.bligoo.cl
Gracias Milenko por autorizarme a utilizar esto que compartiré a continuación. Muchos fumadores de pipa solo ven las diferencias de precio entre pipas de una fábrica decente y las pipas hechas a mano por artesanos.

miércoles, 14 de mayo de 2014

martes, 15 de abril de 2014

jueves, 6 de marzo de 2014

De visita al museo ROCSEN


A tan solo 5 km de la localidad de NONO, provincia de Cordoba, existe un museo polifacético que no pueden dejar de visitar si andan por la zona. El mismo lleva el nombre de ROCSEN, que tengo entendido proviene de una propiedad familiar heredada desde el siglo XII

lunes, 5 de noviembre de 2012

Historia de las pipas...

Cuando llegaron los Españoles por primera vez a lo que hoy es conocido como America, se llevaron  entre otras muchas cosas el tabaco hacia Europa.

lunes, 5 de marzo de 2012

Fumar en pipa

Desde tiempos inmemorables el hombre ha sentido una gran fascinación por el tabaco en todas sus formas.
Los primeros registros datan de épocas precolombinas, donde era utilizado por el pueblo Maya. Su legado de peculiares tallas y grabados demuestran cómo este pueblo centroamericano dio al fumar un carácter religioso y ceremonial.
 A finales del siglo XII, los aztecas invadieron el territorio maya y asimilaron la costumbre de fumar tabaco. Sin embargo, dieron al fumar un carácter más social que religioso, ya que lo más importante se centró únicamente en la magnificencia y el refinamiento de los utensilios de fumar. Los aztecas conservaron la costumbre hasta la llegada de los españoles a principios del siglo XVI.
Introducido al viejo continente por Rodrigo de Jerez, marino andaluz que acompañó a Colón en su primer viaje, rápidamente tuvo la aceptación ya por todos conocida.
Más cercano a nuestro territorio, quien halla tenido la posibilidad de visitar las ruinas jesuitas de San Ignacio Miní (en la provincia de Misiones) podrá apreciar una pipa utilizada con fines ritualistas.
(click en las fotografías para ampliar)



La pipa es una original Mbya Guaraní autentica. Los guaraníes de las misiones ya eran antes de la llegada de los españoles consumidores de tabaco; con el contacto con los misioneros sus pipas evolucionaron casi iguales a los modelos europeos, superando las de esas épocas, si nos fijamos la foto, supera a una Clay en practicidad, de fabricación barata, fácil remplazo y menos frágil a los golpes. 

La adaptación de la cazoleta al uso del tabaco de esas épocas, apenas picado y colocado a presión en la cazoleta, además de la boca bien ancha para agregar una braza para encender, esta perfectamente dimensionada. 
(extraído de Foro Formosa Pipa Club)

Los tiempos han cambiado, las tecnologías traen hasta nuestra época (y paladares) infinidad de tabacos y formas de consumo, pero solo un elemento no a variado en demasía desde aquellos remotos tiempos hasta nuestra era…  la pipa.
Confeccionadas con las más diversas formas (shapes) y materiales, llega a nosotros para posibilitarnos degustar los más exquisitos sabores, compartir infinidad de buenos momentos (ya sea solos o en compañía).  


A veces, una pipa hace que el tiempo se detenga, y entonces podemos sentir que nos sumergimos en la eternidad.




¿Por qué fumar en pipa?

Hechos:

1. Como toda actividad que involucre fumar, la pipa también hace daño al igual que el puro o el cigarro, sin embargo existen algunas atenuantes debido a sus características particulares:
a) Para empezar, la pipa no es un "vicio desechable" como el cigarro que por su característica desechable es fácil de fumar uno tras otro. Tampoco dura tanto como un puro.
b) La pipa es un vehículo que sirve para mantener el tabaco encendido, por lo que los dedos o las manos no quedan oliendo como sucede con el cigarro o puro.
c) Debido a la paciencia y concentración que se requiere para encender una pipa, no es factible que se pueda fumar en cualquier parte o a cualquier momento como el cigarro o el puro (¡traten de encender o fumar pipa manejando!).
d) La nicotina que se consume en un cigarro es equiparable a la consumida en 5 pipas con carga completa.
e) la fumada de la pipa es "lenta" contraria a la de un cigarro que es "rápida" por lo que la cantidad de nicotina que ingresa al cuerpo en menor tiempo genera una mayor adicción y mayor codependencia.
f) A la pipa no se le da "el golpe" como al cigarro, más bien se disfrutan sus aromas alrededor y en la boca.

2. La pipa demanda destreza, afición, dedicación, Y sobre todo, coadyuva a la reflexión. Ya que requiere de lentitud, de tiempo, de espacio para ser fumada.
3. Cada pipa tiene su propia personalidad y carácter, que es reflejo de su propietario, y por obvias razones, no se puede tener solamente una, sino que se deben tener varias que sean acordes con el momento. Así se puede tener la pipa para "Salir", la pipa para "Reflexionar", la pipa para "seducir", etc.
4. La pipa no puede ser fumada rápidamente, debe ser encendida lentamente, sin prisas, sin dudas, debe absorberse el humo y poco a poco dejarse envolver por los aromas que despide la pipa...
5. La pipa no "huele mal" como el puro o el cigarro, el olor del puro es característico, pero ni el cigarro ni el puro son aromáticos como la pipa. Nunca me han dicho: "Que feo huele tu pipa", como me lo llegaron a decir con el cigarro o el puro.
Con esta visión, es más fácil entender por que la pipa va cayendo en desuso, por que está en contra de la vida rápida, conveniente, inmediata. La pipa demanda tiempo y te obliga a hacerte un espacio para ti, te invita a reflexionar.
El mundo de la pipa está lleno de sorpresas placenteras. Para muchos, es un mundo lejano, desconocido, casi inaprensible. Hay quien no se atreve a penetrar en él, quien lo hace tímidamente, se adentra unos pasos y desiste aterrado por los primeros obstáculos, aunque intuye que, más adentro, hay algo que le atrae. Hay quien sigue adelante y a cada paso va descubriendo, uno a uno, los secretos de la pipa.
La mayoría de los fumadores de pipa comenzamos fumando cigarrillos. Muchos intentamos fumar en pipa, pero tuvimos que dejarlo porque, simplemente, "no sabíamos".
Al contrario que el cigarrillo, la pipa requiere un aprendizaje.


Para regalo o para uso personal, las Pipas Artesanales Edrufa  son la mejor elección ya que es ideal tanto para fumadores como para no fumadores como regalo original empresarial y son hechas en Santa Fe con maderas nativas alternativas.
Pipas Artesanales Edrufa  son confeccionadas enteramente a mano, utilizándose medios mecánicos únicamente para el tiro y el hornillo.
Estas pipas se caracterizan por tener una fumada fresca y están realizadas con maderas nobles de la zona litoraleña.
Los shapes (formas) son similares a pipas conocidas, aunque al ser trabajos artesanales no copian al ciento por ciento las mencionadas formas y pueden llegar a tener algún error  asimétrico propio de una artesanía.


Para el aculotado:
Se recomienda el aculotado tradicional, consistente en encender la pipa con dimensiones escasas de tabaco, hasta que valla formando la costra o callo correspondiente. En algunos casos, dependiendo la madera, se sugiere colocar una fina capa de miel dentro del hornillo y dejar secar al menos 24hs antes de encender por primera vez la pipa. Esto hará que la fumada resulte mucho más placentera, sabrosa y fresca.

Pipas Artesanales Edrufa